Inicie sesión

Iniciar sesión

¿Olvidó su contraseña?

Crear Cuenta

Registrarse

0

10 puntos a considerar para viajar en carretera con un coche usado

10 puntos a considerar para viajar en carretera con un coche usado

Las precauciones que debes tener al manejar un Coche Usado.

Si te toca manejar o viajar en un coche usado, debes saber que las cosas son un poco diferentes a que lo hicieras con uno que te pertenece; no conocerás al auto, sus características y sensibilidades tan profundamente como al tuyo, por lo que te puedes llevar algunas sorpresas negativas en el camino y nadie quiere eso, ¿verdad? Así hayas realizado un préstamo o empeño para un auto, o inclusive lo hayas conseguido mediante una venta de vehículos, es de suma importancia que consideres estos diez puntos cuando te toque viajar en la carretera con un coche usado porque pueden hacer tu vida mucho más fácil.

Viajar por carretera es algo que nos afecta a todos; te afecta a ti, me afecta a mí y nos afecta a todos en general. Suele ser un trayecto bastante largo, tienes que pasar mucho tiempo en el auto y no puedes tener el descanso deseado porque no puedes conseguir muchas paradas en el camino. Si agregamos a la ecuación que estás manejando un vehículo usado que tal vez has conseguido de un empeño y no de una venta de autos, entonces es probable que la cosa se te complique más.

Los neumáticos.

Esto es una de las cosas que deberías hacer siempre antes de iniciar un viaje en carretera, sea manejando un auto usado o uno nuevo: revisar los neumáticos. Obviamente, los neumáticos permiten que el vehículo se pueda trasladar de un punto a otro, por lo que es importante que verifiques que están en condiciones óptimas para soportar un viaje en carretera por muchas horas.

Si has conseguido un vehículo mediante un empeño de autos, es importante que entiendas que los procedimientos de revisión de neumáticos no son para nada diferentes a los que has hecho anteriormente, aunque tal vez sean un poco más detallados y minuciosos porque requieren de toda tu atención debido a que estarás manejando un auto empeñado o prestado que no conoces al 100% y que te puede jugar alguna mala pasada si no verificas que los neumáticos estén en las mejores condiciones posibles.

Hay algunas formas de determinar que los neumáticos se encuentran desgastados, sin mucho aire o el simple hecho de que ya están dañados y no sirven: primero que nada hay que verificar que los dibujos de dichos neumáticos no estén desgastados y esto se verifica comprobando que la banda de rodamiento tenga al menos 1,6 mm; asegúrate que las cinco ruedas (la quinta es la de auxilio, si tiene) del auto usado estén en buenas condiciones y que estén bien presionadas y el lateral del auto no debe tener ni abolladuras ni ningún otro tipo de corte que puedan afectarlos.

Viaja a una velocidad respetable

A medida que uno conoce a su auto, es mucho más sencillo saber cómo reacciona ante diferentes situaciones y acciones y cuando se está manejando por carretera, ya sea con un auto empeñado, prestado o usado, esto no es diferente. Por lo que se te recomienda mantener una velocidad que te permita moverte en el camino sin mucha exageración y sin muchos problemas a corto, mediano y largo plazo. Cada auto tiene sus diferentes características y velocidades, por lo que las velocidades que puedas usar en cada uno de ellos son muy diferentes, pero te sugerimos que vayas conduciendo a unos 90 kilómetros por hora puesto que es una de las velocidades más comunes y respetables en el camino. Esto te ayudará a ir avanzando a tu destino a buen ritmo y no gastarás tanto combustible como podría ser si vas más lento o más rápido.

Como hemos dicho anteriormente, cada auto tiene sus diferentes características y es importante que, antes de empezar tú viaje en carretera con un auto usado, hagas pruebas con el auto por caminos que conozcas para que puedas conocer al vehículo mejor y así comenzar tu viaje con mucha más tranquilidad.

Verifica los arranques.

Esto es una de las cosas más importantes porque, si no las revisas con el detenimiento necesario, puede ser que termines varado en medio de la carretera sin nadie a quien contactar. En el caso de los vehículos de transporte como los autos, un arranque en frío puede deberse a que tiene fallas en el sistema de inyección y eso, a la larga, puede traer muchas más problemáticas al auto hasta el punto en que no arranque en absoluto.

Así que es importante que antes de que comiences tu viaje, e incluso estando en el empeño de autos antes de siquiera haber realizado la transacción como tal, compruebes de que el motor de arranque del auto en cuestión no produce ningún ruido extraño ni muestra ninguna anomalía que te pueda preocupar. Recuerda: estás gastando dinero de tu parte a la hora de elegir este vehículo para poder hacer tu viaje y es importante que tomes todas las precauciones necesarias para no llevarte ninguna sorpresa en un viaje de carretera que puede llegar a ser de seis, siete o hasta diez horas, incluso más en algunos casos, por lo que es importante de que apliques todas las medidas que te parezcan beneficiosas.

Debes viajar preparado.

Esto es uno de esos puntos que debes considerar siempre, sea con un auto prestado o con uno que te pertenezca. Como hemos dicho anteriormente, los viajes en carretera pueden llegar a ser muy largos e incluso agotadores, por lo que es importante que te prepares con todos los objetos, materiales y herramientas necesarias para cualquier imprevisto que se te pueda presentar.

 

En el caso de que estés manejando con un auto empeñado o usado, debes tomar todas estas precauciones a un mayor extremo porque puede suceder que el vehículo se dañe o algún otro imprevisto que haga que todo se te complique. Para evitar esto es recomendable no solo llevar las cosas que normalmente llevarías en un viaje (ropa, comida, etc.), sino también todas las herramientas que te pueden ayudar en el caso de que el auto se averíe (gato, llave de tuercas, un neumático de repuesto, si lo puedes conseguir, etc.).

Los Frenos

Si los frenos no funcionan bien, entonces ya debes saber que este auto no es muy bueno y que debes alejarte de él enseguida. Tal como hemos explicado anteriormente, los autos prestados o empeñados pueden tener algunas fallas y debes estar al tanto de éstas y saber detectarlas cuando el momento llegue; con los frenos esto es algo aún más importante porque si estos no funcionan, es muy probable que sufras un accidente automovilístico.

Una forma de determinar que los frenos no están funcionando en su totalidad es que se escuche un ruido de fricción metálica cada vez que hagas un freno; trata de hacer un recorrido de prueba para cerciorarte de eso. Esto se puede deber a tres motivos en particular: falta de líquido en los frenos; las pastillas pueden estar muy desgastadas o que el sistema puede estar perdiendo líquido por alguna de sus bombas o el latiguillo.

Cuidado con los frenos en los días calurosos.

Si al salir por la carretera te das cuenta de que es un día muy caluroso, trata de no abusar mucho con el uso de los frenos porque te puedes meter en un gran problema a la larga con un auto que no es tuyo y que no conoces del todo. Esto se nota más con los vehículos que provienen de empeños de autos porque suelen haber sido utilizados muchas veces y es que un uso muy intenso de los frenos en días calurosos puede hacer que los frenos pierdan fuerza y que no te respondan bien en los momentos más importantes, así que trata de administrar bien eso durante los viajes en carretera.

La transmisión.

Debes estar muy al tanto de esto antes de siquiera arrancar en el camino. La transmisión es lo que permite que las ruedas tengan la fuerza del motor para poder movilizarse de la mejor manera, por eso es importante que estés seguro de que está funcionando y así no te vas a llevar ninguna sorpresa negativa.

Un auto usado es propenso a tener algunos fallos, pero en el caso de la transmisión esto no se puede permitir, así que debes estar al tanto de que al acelerar y tomar una curva con este auto –puedes dar una vuelta en alguna carretera que conozcas como prueba- suena una vibración muy fuerte, porque eso puede significar que la transmisión está mal y que está a punto de dañarse.

Faros de luz

Si vas a viajar de noche, esto es muy importante para evitar inconvenientes e incluso posibles accidentes; algunos autos usados o empeñados tienen  fallos como que los faros de luz no funcionen en su totalidad, lo que te puede complicar cuando trates de viajar en la noche. Puede ser que las luces no funcionen porque haya problemas con un fusible o con una bombilla, así que debes verificar todos los faros para cerciorarte de esto (posición, largas, cortas, antiniebla, marcha atrás e intermitentes).

Verifica todos los faros de luz y no dejes a ninguno por fuera porque conducir de noche puede ser una experiencia más agotadora que de día; nuestro cuerpo está más acostumbrado a dormir de noche y no está tan activo a esas horas, por lo que debes tener todas las luces activas para poder evitar imprevistos. Conducir en general se trata de cometer la menor cantidad de errores posibles.

Ten claras las direcciones del camino.

Si vas a hacer un viaje por carretera que pueda extenderse por mucho tiempo, te recomendamos que trates de establecer el camino más seguro y corto para llegar a tu destino puesto que vas a estar manejando un auto que no es tuyo y que no conoces al 100%, cosa que no te debe generar mucha confianza. Para poder evitar cualquier imprevisto de esta índole es recomendable que trates de hacer un mapa del camino y lo sigas cabalmente para que llegues al lugar al que quieras llegar sin muchas complicaciones.

En el caso de que te estés dirigiendo a un lugar al que nunca has ido, entonces trata de obtener referencias de personas que hayan ido a ese lugar y que te puedan aconsejar al respecto para que puedas tener una mayor noción acerca del destino al que te estás dirigiendo.

Tener una idea clara del camino al que te estás dirigiendo te permitirá ahorrar combustible y tiempo, reduciendo de esta manera todas las posibles equivocaciones y problemas que se te pueden presentar en el caso de que el auto tal vez tenga algún fallo en su funcionamiento. De esta manera todo va a ser más sencillo.

Haz varias paradas.

Esto es algo que debes hacer tanto para el auto como para ti. Primero que nada, estar en un auto durante muchas horas nunca es bueno ni para tu salud ni para tu postura porque te puede causar lesiones y agotarte mental y físicamente, así que debes tratar de hacer paradas de vez en cuando a medio camino de tu destino para estirar las piernas y descansar un poco.

En el caso de que estés manejando con un auto empeñado o usado, es recomendable hacer paradas para que puedas verificar que todo ha estado bien con el vehículo y que no está sufriendo alguna irregularidad que te pueda causar problemas más adelantes. Si no eres alguien que maneje mucho el tema de la mecánica, trata simplemente de verificar superficialmente ya que de esa forma vas a tener un par de nociones acerca del funcionamiento del vehículo.

Todas estas paradas te permitirán recuperar energía y conocer un poco más el funcionamiento de este auto, permitiéndote así estar menos preocupado de lo que te pueda llegar a pasar. Un auto usado es un riesgo que puede ser minimizado y que debes controlar con la mayor precaución posible si vas a conducir por largos periodos de tiempo en la carretera.

Por favor, deje su comentario.